Los virus de ARN, como los coronavirus, mutan con frecuencia, es la rutina cotidiana de los virus (Nature Microbiol. 2020;5:529-30).

Un grupo de virus que comparten un mismo conjunto de mutaciones específicas se denominan variantes.

Si se acumulan suficientes mutaciones en un linaje, los virus resultantes pueden desarrollar características biológicas específicas de suficiente entidad como para conferir una capacidad funcional y patogenicidad distintiva. Estos linajes constituyen nuevas cepas.

La aparición de nuevas variantes del SARS-CoV-2 que pudieran condicionar una menor protección de las vacunas en uso es motivo de gran preocupación, y podrían hacer necesarios nuevos esfuerzos científicos, tecnológicos, logísticos y financieros para adaptar las plataformas de produción de vacunas a los nuevos antígenos-diana y hacer llegar vacunas mejoradas a la población.

Definición de variante

En un documento de trabajo de la OMS del 25/feb de 2021 se especifican las definiciones de variant of interest (VOI) y variant of concern (VOC). Esta última es la VOI que, además, implica algún cambio en la transmisibilidad, virulencia o en la efectividad de las vacunas desarrolladas.

  • Variante B.1.1.7.- Denominaciones: VOC 202012/1 y 20I/501Y.V1. También llamada “variante británica”.
  • Variante B.1.1.7 con la mutación E484K añadida.- Se trata de un nuevo linaje de la variante anterior, que incorpora la mutación E484K.
  • Variante B.1.351.- Denominaciones: VOC 202012/2 y 20H/501Y.V2. También llamada “variante surafricana”.
  • Variante P.1.- Denominación: 20J/501Y.V3. También llamada “variante brasileña”.

Impacto de las variantes del SARS-CoV-2 en la eficacia y efectividad de las vacunas de la COVID aprobadas en Europa 

En la tabla se muestran los datos disponibles sobre el impacto de las nuevas variantes del SARS-CoV-2 en la eficacia y efectividad de las vacunas aprobadas en le UE en la actualidad.

Considerando los datos aportados por los estudios preliminares, se podría resumir de forma provisional en que las vacunas disponibles, o en desarrollo más avanzado, podrían mantener su eficacia/efectividad frente a la variante B.1.1.7 (británica), pero, quizás, no así frente a las variantes B.1.351 (surafricana) y P.1 (brasileña), con la posible excepción, en el caso de la variante surafricana de la vacuna de Johnson&Johnson.

Respuestas ante la emergencia de variantes virales

Tras un 2020 devastador, 2021 nacía con la esperanza de la vacunación. Sin embargo, la emergencia de variantes del SARS-CoV-2 compromete el objetivo de acabar con la pandemia.

El ECDC destaca que los puntos clave de la respuesta en la presente situación son:

1) Refuerzo de las medidas no farmacológicas.

2) Aceleración de la vacunación, poniendo el foco en los grupos de mayor vulnerabilidad a la enfermedad grave y determinando las pautas óptimas de dosificación.

3) Incrementar la capacidad de detección y vigilancia virológica.

4) Control de la movilidad internacional.

5) Investigación colaborativa para rellenar las brechas de conocimiento.

6) Abordaje del fenómeno social de la “fatiga pandémica” (ECDC, 15/feb de 2021).

Planes de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ante la emergencia de las nuevas variantes 

Ante la posibilidad de la emergencia de nuevas variantes del SARS-CoV-2 menos sensibles a la protección conferida por las vacunas actualmente en uso o en vías de aprobación, la EMA se prepara para abordar los procesos regulatorios de vacunas mejoradas o de segunda generación.

La EMA ha anunciado que publicará en breve un documento de reflexión que expondrá los datos y estudios necesarios para respaldar las adaptaciones de las vacunas existentes a las mutaciones actuales o futuras del SARS-CoV-2 en la UE (EMA, 10/feb/2021).

Las cuestiones que se abordarán en este documento serán, entre otras: requisitos mínimos para demostrar la calidad, seguridad y eficacia, ¿qué estudios-puente serán necesarios para proporcionar una garantía adecuada de la eficacia de una vacuna contra una nueva variante, ya sea como primera vacunación o como refuerzo?

¿Será necesario rediseñar las vacunas?

Si las variantes con menor sensibilidad a la protección de las vacunas actuales (como podría ocurrir con las variantes surafricana y brasileña) se extienden, probablemente sería necesario readaptar las vacunas disponibles, incluso puede que esto fuera necesario hacerlo con regularidad, como con las vacunas antigripales.

Todos los promotores de las vacunas actuales han anunciado que están ya trabajando en nuevos desarrollos que cubran a posibles nuevas variantes que eluden la respuesta inmune de las vacunas desarrolladas. Las opciones son diversas: 1) sustituir el ARN de las vacunas de ARNm o el ADN de las de vectores virales, que actualmente están construidos a partir de cepas virales originales de Wuhan; 2) añadir nuevos componentes a los actuales; 3) probar dosis de refuerzo con las vacunas actuales; y 4) rediseñar las vacunas buscando una mayor potenciación de la inmunidad celular (Nature. 2021;590:374-5).

Sin embargo, las respuestas a todas estas incertidumbres todavía quedan lejos y habrá que esperar a futuros ensayos que certifiquen todas las sospechas, o desechen muchas de las actuales suposiciones.