La informatización y el uso de nuevas tecnologías es un proceso paulatino y cada vez más presente en nuestra sociedad y en nuestra profesión. Todas las áreas sanitarias están afectadas por este proceso de informatización.

El personal sanitario hoy en día tiene un enorme reto en el aprovechamiento de los nuevos recursos tecnológicos para realizar su labor de una manera más eficiente, efectiva y en el menor tiempo posible y para desenvolverse con soltura en el acceso a la información y el conocimiento en salud, su gestión o la generación y difusión de nuevo conocimiento.

La enfermería es, dentro de todas las profesiones de la salud, la que más tiempo y esfuerzo ha dedicado siempre a cuidar de los demás, de manera que ha convertido el cuidado humano en el núcleo de su existencia.

El cuidado enfermero desarrolla conocimientos específicos a través de la investigación básica y aplicada, y se apoya en la tecnología, la legislación, la economía de la salud y las técnicas educativas y de gestión, teniendo la calidad asistencial como objetivo fundamental.

Las tecnologías de la comunicación y de la información y otras de gestión física aplicadas al campo de la Enfermería van camino de revolucionar usos y costumbres tradicionales en la profesión.

Google ha desarrollado una herramienta para encontrar puntos de vacunación COVID-19

Desde  que estalló la actual pandemia de coronavirus en la que aún nos encontramos sumidos, gigantes tecnológicos como Google han intentado ponerse a disposición ayudando en  la lucha contra esta  pandemia. El buscador trabaja exhaustivamente para eliminar noticias falsas, peligrosas o engañosas sobre el COVID-19.

Sitios como YouTube la compañía también decidía eliminar miles de vídeos relacionados con este tipo de informaciones. Actualmente, continúan eliminando vídeos que promueven, por ejemplo, métodos médicamente no probados para prevenir o tratar la Covid-19, en lugar de buscar tratamiento médico.

De hecho, en el mes de diciembre la empresa decidió implementar nuevas estrategias con las que hacer frente a la desinformación. Y, por ejemplo, usuarios del Reino Unido pueden usar una nueva función de búsqueda en la plataforma para buscar información sobre la vacuna COVID-19, así como qué vacunas han sido autorizadas en su área.

Actualmente se sabe que Google esta desarrollando una herramienta cuyo fin fundamental es la de ayudar a las personas a encontrar áreas de vacunación COVID-19, en una tentativa de dirigir sus esfuerzos para paliar la pandemia.

Google que hace pocas semanas comunicó su intención de  proveer de 250.000 dosis de vacunas a “países que lo necesiten”, también piensa sorprendernos con  el lanzamiento de un “agente virtual” basado en la nube, que los usuarios pueden usar para programar citas de vacunación  y obtener la información  en 28 idiomas a través de  llamadas telefónicas, chat o mensajes de texto.

Herramienta valiosa para paliar la pandemia

Debemos tener en cuenta que la distribución de las vacunas en Estados Unidos se encuentra aún en las primeras etapas.

De acuerdo con estadísticas publicadas por los CDC, por el momento se han distribuido poco más de 41 millones de dosis de vacuna COVID-19, y se han administrado 21,8 millones de dosis (alrededor de 18,5 millones de personas han recibido una dosis, y 3,2 millones ya han recibido las dos dosis).

Por tanto, queda un largo camino por recorrer, especialmente si tenemos en cuenta que la población de Estados Unidos incluye a más de 328 millones de ciudadanos y alrededor de 7. 883. 698. 065 en el mundo.

Los drones transportarán suministros médicos a hospitales

En la actualidad vivimos en esta nueva era de la Revolución Digital o la Industria 4.0 donde los drones pueden ser uno de los mejores ejemplos de tecnología al servicio de la salud.

Mucha de la tecnología ha pasado de ser estar restringida para uso militar, a ser un aparato al alcance de cualquiera. Su aplicación en el sector sanitario es muy prometedora.

Al no ser un dispositivo en contacto directo con pacientes o de uso clínico propiamente dicho, en algunos casos su adaptación a las legislaciones locales ha sido mucho más ágil que en otros tipos de tecnología de salud digital, a las que se les exigen más requisitos.

Cumpliendo las legislaciones locales sobre uso comercial y civil de drones, estos aparatos de mHealth (uso de dispositivos móviles en salud), tienen numerosas aplicaciones para uso sanitario, que ya se han probado con éxito en muchos países.

Su capacidad de recorrer largas distancias en muy poco tiempo, a lugares inaccesibles por otros medios y con la posibilidad de abrir un canal de comunicación vía videocámara si fuera necesario, lo convierten en una herramienta muy potente para este uso.

Además, puede ser especialmente valioso en situaciones donde se den dificultades meteorológicas (inundaciones, monzón) o catástrofes naturales que puedan provocar problemas de suministro sanitario.

La empresa Matternet, operativa en Suiza y EEUU, cuenta con una red de drones capaz de transportar muestras diagnósticas o material médico de hasta 2 kg o 4 litros en perfectas condiciones (y con el permiso de las autoridades aéreas locales, por supuesto).

Su iniciativa está siendo tan exitosa que han llegado a acuerdos comerciales con empresas muy conocidas, como el servicio de mensajería UPS o Mercedes Benz, para fusionar su proyecto de furgonetas eléctricas para repartos con sus drones.

Las nuevas aplicaciones móviles en salud

El mHealth es, según definición de la OMS, “la práctica de la medicina y la salud pública soportada por dispositivos móviles como teléfonos, dispositivos de monitorización de pacientes, asistentes digitales y otros dispositivos inalámbricos”. Todo ello, incluye aplicaciones sobre el estilo de vida y bienestar que conectan a las personas con dispositivos médicos o sensores, recordatorios de medicación e información de salud a través de mensajes y servicios de telemedicina.

Las aplicaciones móviles cambiarán el futuro de la salud y la práctica clínica para siempre. El crecimiento vertiginoso del mHealth actualmente revela cifras asombrosas: más de 97.000 apps de salud pueden descargarse hoy en día. De ellas, el 70% están destinadas a bienestar y deporte. El restante 30% son exclusivas para pacientes y profesionales de salud. Apps que facilitan el acceso a datos de salud del paciente, monitorización, diagnóstico por imagen o control de medicación, entre otros.

Los avances tecnológicos han ido cambiados y aún lo harán más la forma en la que los profesionales de la Enfermería atienden a sus pacientes, pero también han modificado el flujo de trabajo y el alcance de los errores humanos. Por extensión, se trata de tecnologías que hacen el trabajo de los enfermeros más seguro.