Mecanismo de transmisión

La propagación de persona a persona del coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave 2 (SARS-CoV-2) se produce principalmente a través de gotas respiratorias, a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala, se asemejan a la propagación de la gripe. Para ampliar esta información, da clic aquí.

Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca.

Sintomatología

En la mayoría de los casos, las personas con COVID-19 han notificado una amplia gama de síntomas, estos síntomas aparecen entre los 2 y 14 días después de su exposición al virus. La enfermedad puede empezar con fiebre, tos, dificultad para respirar, por lo general va de la mano con escalofríos, dolor muscular, cefalea, dolor de garganta entre otros, para leer más visita la página web del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Signos y síntomas en casos leves de COVID-19:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad respiratoria

– A estos se unen 4 nuevos síntomas que las personas también pueden experimentar:

  • Escalofríos
  • Dolor muscular
  • Dolor de garganta
  • Nueva pérdida del gusto u olfato

– Otros manifestaciones menos frecuentes son las gastrointestinales como nauseas, diarreas y vómitos. En niños pueden presentarse lesiones dérmicas en manos y pies (hemos de recordar que actualmente se sigue investigando en el diagnóstico).

Señales de alerta de una emergencia por COVID-19:

  • Dificultad respiratoria (disnea)
  • Dolor, ardor o presión persistente en el pecho
  • Estupor, confusión o incapacidad para moverse
  • Puntas de los dedos, labios o cara azulados