La celebración del Día Mundial de la Salud Mental el 10 de octubre es una iniciativa de la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH, en sus siglas en inglés) y la OMS que se celebra en más de 100 países.

El Día Mundial de la Salud Mental en este 2020 se celebra en un momento en que nuestras vidas cotidianas se han visto considerablemente alteradas y nuestra salud mental está siendo sometida a un desgaste importante como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

Los confinamientos, el teletrabajo, la educación a distancia e incluso limitación de los movimientos y de las reuniones familiares, se suman a toda la incertidumbre que rodea al nuevo virus y del que aún sabemos pocas cosas.

Aumento de la pobreza y la crisis económica

A todo ello hay que unir la pobreza, que está viendo incrementada y agudizada. Las consecuencias económicas se perciben en todos los países; despidos masivos, expedientes de regulación temporal de empleo, cierres parciales o definitivos de negocios y empresas…

Port todo ello, según la experiencia adquirida en situaciones similares pasadas, se espera que las necesidades de apoyo psicosocial y en materia de salud mental aumentarán considerablemente de manera exponencial en los próximos meses y años.

Frente a esta demanda creciente, ha de mencionarse que la salud mental es el área de la salud pública que menos fondos recibe. Los países gastan en promedio solo el 2% de sus presupuestos sanitarios en salud mental.

Recientemente, The Lancet ha publicado un análisis, realizado por la Academia de Ciencias Médicas del Reino Unido, que puede ser extrapolable a otros países. Para sus autores es básico comenzar a monitorizar e informar sobre las tasas de ansiedad, depresión, autolesiones, suicidios y otros problemas de salud mental.

La respuesta debe ser unánime y rápida

La pandemia de COVID-19 ha perturbado o paralizado los servicios de salud mental esenciales del 93% de los ‎países del mundo, en tanto que aumenta la demanda de atención de salud mental, según un nuevo estudio de ‎la OMS. 

Parece de vital importancia por parte de gobiernos e instituciones, aumentar los esfuerzos y fondos destinados a promover y proteger la salud mental de sus ciudadanos. Durante los próximos meses es importante adquirir consciencia desde estos estamentos y establecer planes efectivos.

Esta carrera contrarreloj comienza hoy, con una nueva campaña, concebida conjuntamente por la Organización Mundial de la Salud, United for Global Mental Health y la Federación Mundial de Salud Mental.

¿Qué puedo hacer yo por mi salud mental?

Adaptarnos a esta nueva situación no ha resultado nada fácil para la población en general y mucho menos para los profesionales sanitarios, sometidos a una gran presión.

La salud mental empieza en uno mismo y para alcanzar ese objetivo es muy importante nutrirse de información veraz, publicada en medios fiables y contrastada con las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Es clave aislarse de noticias sensacionalistas e intrascendentes, mantenerse activo y seguir rutinas saludables de sueño, evitar el consumo de tóxicos, fomentar una buena alimentación y realizar otras actividades alternativas que nos ayuden a distraernos.

…Y para comenzar con este propósito, os dejamos el nuevo himno escrito e interpretado por artistas de todo el mundo para el Día Mundial de la Salud Mental que se lanza hoy como parte de la campaña #MoveforMentalHealth.

La pista, llamada «Move Together», por «Artists for Speak Your Mind», está disponible para descargar en las principales plataformas de música y los beneficios se destinarán a apoyar a los activistas de salud mental de todo el mundo.

«Adaptación, aceptación y equilibrio nos proporcionarán una mejor salud mental».